miércoles, septiembre 12, 2007

“No hay canciones de amor”, de Charles Bukowski

Fragmento





El tipo del coche de atrás tocó el claxon y gritó: ¡SI ESA PUTA NO TE MATA, NADA TE MATARÁ! Pisé el acelerador y salí zumbando. Cuando eché un vistazo, ella se estaba rascando el interior del muslo.

- Me llamo Rosie, dijo.
- Gordon Plugg, le dije.
- ¿Quieres un Chapuzón?, me preguntó Rosie, ¿o una Vuelta al Mundo? ¿Quieres un enema, un Perrito Caliente o Lluvia Dorada? ¿Disciplina Estricta? ¿Una Ventosa Chupadora? ¿Un Francés Completo? También hago el Tres Manos y el Lazo Malayo. ¿Qué quieres?
- Quiero renovar mi carnet de conducir, le dije.
- Eso serán 50 pavos.
- ¿Tú haces eso?
- Sí, también.







3 comentarios:

anais dijo...

Canciones de amor, puede que no. Pero cartas, cartas de amor si...
Y si te queda alguna duda, pasá por El Mundo, y lee la que escribí.

Ataraxia dijo...

No existe el amor, sino solo nociones abstractas de un concepto universal que nadie puede definir con certeza.
Interesante el diálogo, cabe destacar que lo importante es la interpretación no el contexto.

Saludos!

... y me cogía la cabeza y la metía en su jersey. dijo...

No sabía de este diálogo, pero ... ¿como no? me dejó con silencio.